Ventajas Inversiones Quiénes somos Cómo funciona Blog Contacto Área privada
menu
Lendmarket Noticias

Los Fondos de Direct Lending como fuente de liquidez en el entorno actual

Fecha de publicación
Categoría
Compartir artículo
15/04/2020
Blog
CATEGORIA
Blog

La crisis provocada por el Covid-19 va a generar un fuerte aumento del endeudamiento tanto de los países como de las empresas y particulares. El escenario resultante va a requerir de fórmulas públicas y privadas urgentes y de soluciones para diversificar las fuentes de financiación que inyecten liquidez a las empresas que les permita poder sobrevivir. La respuesta pública por parte de los gobiernos está siendo dispar y en algunos casos inoperativa y burocráticamente compleja.

Ante la necesidad de auxilio de las empresas, las diferentes formas de financiación privada aumentan su relevancia y ya están poniendo sobre la mesa fórmulas que insuflen el vital oxígeno financiero para las mismas. Una de estas soluciones, en un auge muy relevante, es la de la financiación de las empresas a través de  los denominados Fondos de Direct Lending.

¿Qué es un Fondo de Direct Lending?

Los Fondos de Direct Lending son instituciones de inversión colectiva al uso pero que otorgan préstamos a empresas con el fin de hacer más rentable el capital de los inversores del mismo y sin necesidad de la intermediación bancaria.

Siendo primos hermanos de los fondos de capital riesgo, en estos fondos de deuda, los inversores no entran directamente en el capital de las compañías, sino que se limitan a desembolsar capital en forma de préstamo sin la intermediación de la banca para financiar determinadas situaciones empresariales.

En sus inicios, la mayoría de estos fondos eran constituidos por gestoras extranjeras (Kartesia, Ares o Tikehau) o tenían participación extranjera, pero poco a poco han ido surgiendo iniciativas a través de vehículos y gestoras españolas (Alantra, Trea o Arcano).

A nivel mundial y a cierre del año pasado, los fondos de deuda privada acumulaban 266.000 millones de dólares para invertir en préstamos corporativos en todo el mundo, sobre una cartera total de más de 740.000 millones.

¿Cómo funciona un Fondo de Direct Lending?

Un Fondo de Direct Lending está compuesto por inversores, que buscan obtener rentabilidad a partir de su dinero como en el supuesto de cualquier otro fondo del mundo. Para eso, conceden préstamos a empresas por los que reciben rentabilidad en forma de intereses.

En el proceso de financiación a través de Fondos de Direct Lending, intervienen tres actores:

  • Inversores institucionales o grandes patrimonios: son personas físicas o jurídicas que aportan el dinero en el fondo de inversión con el objetivo de obtener rentabilidad.
  • Gestoras de fondos de inversión: son sociedades que analizan, escogen y gestionan la formalización de la financiación a empresas, con el objetivo de que los partícipes del Fondo logren obtener la rentabilidad esperada en forma de intereses.
  • Empresa prestataria: es la sociedad beneficiaria del préstamo.

Utilidad de los Fondos de Direct Lending

El destino del capital de un Fondo de Direct Lending puede ser variado y abarca desde cubrir la adquisición de nuevos activos, el desarrollo de negocio, la compra de compañías o abordar operaciones que permitan refinanciar parte de la deuda de la compañía para disponer de una estructura de vencimientos que facilite el crecimiento y desarrollo del negocio hasta contribuir a internacionalizar la empresa.

También acudir en auxilio de las empresas que están en una situación de dificultad financiera y que tienen cerrado el crédito bancario tradicional a través de una Banca cada vez más inaccesible, con una capacidad de conceder crédito fuertemente condicionada por sus elevados índices de morosidad y asfixiada por las exigencias de solvencia y provisiones que marca la normativa bancaria a nivel europeo.

En la actual situación de crisis pandémica, a nadie se le escapa que las empresas españolas se van a enfrentar a una crisis de liquidez sin precedentes provocada por el cierre de la actividad, que les empujará a tomar toda la liquidez que puedan, ya sea para su supervivencia como de forma preventiva. Solo así podrán eliminar la incertidumbre financiera y centrarse en su actividad puramente económica.

Los Fondos de Direct Lending disponen, como apuntaba antes, de enormes cantidades de liquidez, pero también de comités de riesgos bastante más ágiles que los de los Bancos, por lo que han leído perfectamente la situación y se han apresurado a configurar contratos “tipo” de financiación, aceptar garantías más flexibles -como los contratos o facturas de clientes- y acortar los plazos para que el dinero llegue lo antes posible a sus destinatarios finales.

Conclusión

Estos vehículos veloces y flexibles están dispuestos a ser la medida frente a la exigencia de la nueva situación epidémico económica y han diseñado créditos empresariales ultrarrápidos para, como prestamistas privados alternativos a la Banca, convertirse en contribuyentes de liquidez para las compañías que atraviesan dificultades en estos complicados momentos y poder acompañarlas en su crecimiento, internacionalización y actividad exportadora.

Una oferta que siempre se ha presentado como un complemento a la financiación tradicional, pero que en la práctica está produciendo un efecto real de sustitución de las fuentes de financiación empresarial en detrimento de una banca, que con algunas excepciones que están colaborando con este fenómeno (a destacar el propio fondo de deuda que ha creado Santander), asumen una progresiva pérdida de cuota de mercado en este segmento de negocio.

¿Quiere saber más?

Complete el registro para acceder al Marketplace. ¡Ya hemos publicado más de 40M€ en préstamos corporativos!

 

Registrarse

Reconocimientos y premios

Miembros de

Entidad de Pago


Entidad de pago Europea acreditada en Francia por la ACPR (CIB 16568) y autorizada por el Banco de España.