Ventajas Inversiones Quiénes somos Cómo funciona Blog Contacto Área privada
menu
Lendmarket Noticias

Algunas ideas de inversión para el verano 2020

Fecha de publicación
Categoría
Compartir artículo
23/07/2020
Blog
CATEGORIA
Blog

Grado a grado y en permanente consolidación de máximas temperaturas diarias, el verano se ha vuelto a colar en nuestras agendas. Un verano atípico, desdibujado y totalmente afecto a los brotes y rebrotes del coronavirus, a los confinamientos o desconfinamientos y a la esperanzas de la aparición de una vacuna o tratamiento que devuelva al mundo la normalidad perdida.

Como en todos los veranos – incluido este tan extraño –  las ceremonias estivales se van imponiendo. Y con cálida puntualidad, los analistas económicos intentamos afilar el ingenio para escudriñar lo que la canícula pueda suponer en términos de desempeño para los mercados de valores del mundo.

Sobre el papel, en la academia financiera lo tenemos claro: que si «ponga usted la cartera a buen recaudo», que si «hay que consolidar beneficios», que si «seguimiento disimulado» (pero seguimiento bajo la sombrilla), que si «el bajo volumen produce volatilidades insospechadas», que si «la falta de operaciones amplifica los movimientos a la baja», etc.

Nada nuevo bajo el sol. Ritos que, una vez cumplidos, la realidad se encargará de perfilar base de azar o perversos giros de guión geopolíticos o epidémicos veraniegos para desembocar en lo que nadie había previsto.

No obstante, nuestro deber es el de mojarnos e intentar arrojar luz en situaciones de todo tipo – incluso en este entorno vírico – en la que el reto de aconsejar en qué invertir se complica enormemente pero no por ello, exime el afrontarlo y plasmarlo por escrito.

¿Seguirán habiendo oportunidades de compra?

Tras las caídas en picado de los valores en Marzo, parecía que las oportunidades de compra iban a permitir aprovecharse de precios de rebaja con recorrido a largo plazo, pero nada más lejos de la realidad. La inesperada recuperación en vertical –desconectada de la realidad económica y empresarial- solo nos permitió atisbar oportunidades puntuales de algunas cotizadas y ha complicado aún más la búsqueda de oportunidades de inversión para los próximos meses.

Se impone pues, un extremo cuidado en la selección de valores, temáticas y sectores para construir carteras anti-virus capaces de adaptarse a nuevos sustos y como siempre, ampliamente diversificadas.

Sin pretender ser una guía infalible, el devenir de la situación, y el mejor sentido económico demandan de diversificación extensa y robusta construida con valores temáticos que sean capaces de obtener beneficios en entornos económicos calamitosos y poco favorables.

Dada pues, la meteórica evolución de los mercados tras la reapertura de prueba de las economías, está claro que el activo por excelencia es la renta variable estadounidense que no cesa de marcar máximos, ha demostrado una capacidad de recuperación sobresaliente y que a la que aparezca una vacuna, puede volver a fulminar marcas y arrastrar al resto de Bolsas del mundo en positivo. Eso sí, con un ojo puesto en las elecciones americanas de Noviembre que pueden suponer algún matiz, pero no de suficiente calado para frenar la enorme máquina económica norteamericana.

Por otra parte, algunas casas de inversión han vuelto a poner en valor a la Bolsa japonesa por su sempiterna exposición cíclica a sectores como el de la asistencia sanitaria y tecnológicos combinado con unas perennes valoraciones atractivas. Podría resultar, pero a efectos de diversificar una parte de su cartera, nunca como el núcleo de la misma.

Respecto a la Bolsa europea, está pidiendo a gritos una reducción en cualquier cartera de valores, ante una recesión continental, unas ayudas repartidas con demasiado cicaterismo por las instituciones europeas y un Banco Central muy animoso en sus anuncios pero poco práctico en sus ejecuciones. Todo, desaconseja pues a Europa y sus débiles Bolsas como caladero donde encontrar sectores que presenten un alto potencial de incremento de los beneficios. Hoy por hoy Europa concentra, más bien, una infinidad de empresas que ofrecen claras perspectivas de bajo crecimiento.

Y en Renta Fija, ¿cuáles son las mejores opciones?

En renta fija, casi todos los analistas se decantan por bonos corporativos que están cotizando con valoraciones atractivas, de empresas de calidad y consistencia histórica (de pagos) contrastada, con grado de inversión y relaciones interesantes entre rendimiento y riesgo. Conviene evitar empresas apalancadas y persistir en la búsqueda de oportunidades en crédito high yield con buen rating. Los bonos periféricos europeos pueden también ser considerados por sus actuales valoraciones. La renta fija con grado de inversión resulta atractiva dados los rendimientos subyacentes y el hecho que los tipos de interés seguirán bajos.

Otras opciones son evidentes, y seguramente rentables. Por ejemplo, el oro físico y los fondos sobre el metal que secularmente y, en situaciones de crisis extendidas en el tiempo, recogen con precisión suiza aumentos de valor proporcionales a la falta de visibilidad ante lo imponderable. La situación vírica va a seguir ahí y el oro seguirá brillando en precio y valor.

Alternativos: ¿una buena opción para este verano?

La oportunidad más evidente está en el mundo del private equity, debido al entorno de complicado acceso a financiación, con unas fuentes tradicionales agotadas ante una demanda colosal. Tanto en capital riesgo como en capital privado, y por supuesto, también en préstamos privados a los que las empresas obligatoriamente van a tener que dirigirse para apuntalar su continuidad. Empresas que antes tenían suficiente con sus fuentes tradicionales de financiación se van a ver obligadas a recurrir al capital privado, lo que favorecerá oportunidades interesantes en esta fórmula de inversión.

Estas son algunas de mis apuestas personales económico-caniculares. A la vuelta de vacaciones podremos comprobar, en algunos casos, su acierto o lo contrario, pero en cualquier caso espero que les sirvan como pequeña guía para despejar, en la medida de lo posible, algunas dudas y miedos inversores que el verano nos presenta anualmente.

¿Quiere saber más?

Complete el registro para acceder al Marketplace. ¡Ya hemos publicado más de 40M€ en préstamos corporativos!

 

Registrarse

Reconocimientos y premios

Miembros de

Entidad de Pago


Entidad de pago Europea acreditada en Francia por la ACPR (CIB 16568) y autorizada por el Banco de España.